La guía turística que no encontrarás en las librerías, experiencias contadas por alguien que SI ha estado allí. El Mundo puede estar en tus manos. Nunca más volveras a ser turista sino un ciudadano de mundo.

lunes, 23 de julio de 2007

PRAGA, Ciudad de Muñecas

PRAGA (REPUBLICA CHECA)

Praga, seguramente sea la ciudad más romántica y cautivadora de la que se escriba en este blog., ¿Por qué? Porque sus calles están adornadas con casas preciosas de colores de todos los estilos y de diferentes épocas, salpicadas con infinidad de tabernas y terrazas que dan aún mas color a la ciudad, con el río Moldava de actor principal y el puente de San Carlos y el Castillo como adornos para hacer a Praga una verdadera ciudad de muñecas.


Ahora os voy a detallar nuestra breve estancia en Praga.
En primer lugar el aeropuerto es nuevo y pequeño, nada mas salir de él se encuentra un autobús que te deja en el centro de la ciudad en 15 minutos. Muy importante cambiar en el aeropuerto algo a moneda local, tened cuidado donde lo hacéis y comparad tarifas ya que algunas empresas son muy caras, luego veréis que en el centro las tarifas son mas competidas y baratas.

En el trayecto, os daréis cuenta como cambia la imagen de la ciudad según nos acercamos al centro, al entrar a la ciudad lo primero que os llamará la atención son los tranvías, todo esto os recordará la época comunista del país, que como veréis no está tan lejana.

Os aconsejo un hotel en el centro, aunque os salga mas caro, ya que es una gozada salir de este, y estar en el centro de la ciudad para pasear o para tomar algo, así como las comidas, ya que al alejarte un poquito del centro la actividad hostelera y el gentío desaparecen.
Además, si cogéis el metro es importante que paguéis el billete, ya se que lo normal es hacerlo, pero en realidad lo que pasa es que al entrar no se ven tornos y las taquillas o máquinas suelen estar camufladas, y el revisor esta a la vuelta de la esquina esperando a que seas el pardillete que ha pasado tan fresco.

Empezad la visita por La Ciudad Vieja (Stare Mesto), por el norte está el barrio judío el cual es imprescindible visitar cualquier día que no sea Domingo porque cierran todo. Preparad la cartera para visitar el impresionante cementerio judío con más de 12.000 lápidas apiladas unas encimas de otras, torcidas y viejas, que están ahí desde el siglo XV. Buscad la tumba del personaje más famoso enterrado allí, Rabbi Low, del cual dice la leyenda que inventó o creó el primer robot o primer hombre artificial, llamado Golem, si podéis compraros una figurita de esta criatura porque es interesante de recordar. Entrad en la Sinagoga Viejo Nueva del siglo XI y fijaros en el reloj que gira en sentido antihorario del ayuntamiento judío.
No os marchéis del barrio judío sin degustar sus especialidades, sobretodo el goulash, no hace falta que os metáis en un gran restaurante, buscad una buena taberna ya que lo notareis en el bolsillo.


Después dar un pequeño paseo por La calle Parízská y entrar disimuladamente a ver el hotel intercontinental y su cafetería y si tenéis valor tomaros un café, aunque yo soy más de entrar, cotillear y salir porque me echan o porque lo he visto todo. No perdáis detalle de la calle porque es una de las más bonitas de Praga.

Por la calle Zelezná llegareis a la Plaza Vieja donde veréis una estatua dedicada Franz Kafka el personaje más importante que ha dado la ciudad, seguro que no os vais de la plaza si haceros una foto al lado de la estatua.

Prosiguiendo el camino, llegareis a la calle Rytí"ská (calle de los Caballeros), y al lado, encontrareis el precioso Teatro de los Estamentos, construido en 1781donde se estrenó mundialmente la ópera "Don Juan" de Mozart..

La plaza Wenceslao parece ser más una avenida que la coronan la estatua del que la da nombre y el Museo Nacional. Fijaros en las tiendas de esta calle porque veréis varias curiosas, tomaros un vino caliente si el tiempo acompaña sentaditos en un banco frente a un edificio que os guste, y recordareis el momento.

A todo lo anterior lo consideraría un ruta, ahora os hablaré de otra, la cual es conocida porque recorre el camino que seguían los cortejos de coronación.

Empezad por ejemplo por la Torre de la Pólvora, que es del siglo XIII, fijaros en los ornamentos que la decoran y si no estáis cansados subiros a verla. No dejéis de ver una cafetería que hay a la vuelta de la esquina de estilo modernista en la llamada Casa Municipal, sus detalles fueron realizados por otro gran personaje que dio la ciudad, Alfons Mucha.

Seguid por la calle Celetná sin dejar pasar un detalle de los edificios que la escoltan, y por favor! Ya es hora de que os sentéis en una terraza a tomaros una cerveza, os daréis cuenta de que cada taberna o bar anuncia el tipo y el grado que tiene la cerveza que vende. Cuando la toméis notareis que es casi zumo y que los españoles tenemos mucho que aprender de la elaboración de esta bebida, de todas formas también se puede tomar pilsen, que es la que se consume en España. Se suele servir en jarra de litro o en vaso de medio la pilsen, y los precios son muy baratos, ronda el euro, así que ya tenéis excusa para descansar y consultar el mapa.
No os he comentado, para acompañar adecuadamente la cerveza pediros cualquier plato que os suene bien, porque también son baratos y estar buenos, si sois al viajar d pisar poco un restaurante comed de esta forma porque os resultará muy barato y comeréis de todo. Mi consejo: Comed lo que tiene el de al lado, que suele ser lo mejor, jejeje.

Cuando os levantéis de la terraza, ya se que cuesta… Llegareis a la plaza
de la Ciudad Vieja, intentad llegar a alguna hora en punto para ver el reloj astronómico del siglo XV de la torre del ayuntamiento, la esfera de arriba marca los signos del zodiaco (no me preguntéis cómo ni porqué) y la de abajo el calendario (lo mismo digo).
Cada vez que el reloj marca las horas, aparece primero la figura de La Muerte a la derecha de la esfera superior en forma de esqueleto: ésta tira la cuerda que sostiene en la mano derecha. En la mano izquierda tiene un reloj de arena que levanta e invierte (en ese momento escuchareis una carcajada generalizada, los turista somos así…). Después se abren dos ventanas y aparecen las imágenes de los 11 apóstoles encabezadas por San Pedro, con una llave dorada en la mano, y al final San Pablo con una espada y una pluma. Un gallo canta y el reloj marca la hora. Las otras figuras animadas son El Turco, símbolo de la lujuria, que sacude la cabeza de lado a lado; La Vanidad, que se mira en un espejo, y La Avaricia, representada por un "mercader de Venecia". Una muestra de cómo se prefigurarían luego los estigmas de la historia occidental y cristiana sobre los demás pueblos.


Pasaros a ver la Iglesia de San Nicolás del siglo XVIII y de estilo barroco.
Entrad también a la iglesia de Týn (buscad la entrada vosotros solos, será señal de que os habéis pateado la plaza bien), ver el palacio gótico de la Campana, la casa Storch y el Ayuntamiento.

Saliendo de la plaza se encuentra la calle de Carlos, en la que se encuentran diversos comercios de recuerdos de la ciudad, algunos son originales y otros no, por ejemplo uno que me llamó la atención de gorros y gorras de todos los tipos, sobretodo comunistas, incluso cascos de piloto de cazas con la estrella roja.
En esta calle se encuentra la Casa del Pozo de Oro, que es cuanto menos pintoresca ya que esta decorada con decorado con fantásticos relieves de San Wenceslao y San Juan Nepomuceno.

Al finalizar la calle, se encuentra una de las joyas de la ciudad, con una vista espectacular, el famoso Puente de Carlos, tendréis una extraña sensación de haber estado allí, es debido a que a salido en muchas películas, como Misión Imposible, que os recomiendo ver antes de ir, James Bond y películas de nazis.
El puente es de medio kilómetro, os recomiendo ir a horas tempranas ya que suele estar atestado de turistas y la foto se hace imposible, la visitas también es imprescindible hacerla de noche ya que la ciudad desde el puente esta iluminada espectacularmente.
Un apasionado de la fotografía se puede tirar horas haciendo fotos sin parar en este punto.
Además en el puente se sitúan muchos artistas, pintores, músicos, fotógrafos, no caigáis en el error de haceros la típica caricatura que nunca os hacéis en España, no se porque será…
El puente consta de 31 esculturas, la mas antigua es de 1683 de San Juan Nepomuceno, que es el patrón de los checos, casi todas de santo y alguna con la típica historia de que da suerte si la tocas, que por ello, en vez de tener el color negro de las demás, esta medio dorada del sobe que le da cada turista que pasa por ahí, que es mucho.
A mí me llamó la atención, la de un caballero mitológico llamado príncipe Bruncvík, el cual empuña una espada dorada de la que liberará al pueblo checo de los peores momentos.
Otra leyenda sobre el puente dice que las piedras se unieron con la mezcla de cal y huevos, lo que provocó la escasez de huevos para consumo durante su construcción, por ello le otorgan la gran rigidez y durabilidad.
Al otro lado del puente se encuentra la llamada Ciudad pequeña, que esta a los pies del Castillo, el otro lado es el que ya he comentado y le llaman Ciudad Vieja.
Os aconsejo que bajéis unas escaleras que tiene el puente, os llevará a una escena donde explota un coche en Misión Imposible, además de tener unas tabernas bastante bonitas con terrazas a la orilla del río, cerveza fresca y vistas espectaculares. Las casas de estas calles colindantes al puente suelen ser de colores, y la que no tiene color os pareceré una casa de muñecas.


Desviándose un poco del puente se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria donde se encuentra el famoso Niño de Jesús de Praga, que es una pequeña estatuilla procedente de España.

Otra vez en el recorrido que llevábamos antes, se encuentra la iglesia de San Nicolás de estilo barroco y en el barrio de Malá Strana, se encuentra en la Plaza de la Ciudad Pequeña, fue construida entre 1673 y 1755. Contiene frescos del ilusionismo barroco, varias esculturas monumentales y debajo del altar mayor la escultura de San Nicolás enchapada en oro.
En esta plaza os llamará la atención unos coches de época aparcados, son para los turistas, si os gusta ese tema, los tenéis descapotables, mas grandes, mas pequeños y autobuses pequeños, también clásicos.

Alrededor de esta plaza tenéis varias calles y plazas que dando un paseo os resultarán bonitas. Cuando acabéis de visitar este barrio, ocupad una tarde o una mañana a visitar el Castillo, sin prisa. Hay dos alternativas para subir a él, por unas escaleras y por una calle, os recomiendo las dos rutas, la calle que os menciono esta salpicada de casas señoriales con su sello en la puerta y el nombre de la casa o la familia, en ella vivieron las familias más ricas y famosas de la ciudad, pararos a ver los sellos de cada casa y os sorprenderéis de algún que otro nombre. Esta calle también tiene varios comercios en los que se venden las mejores marionetas del mundo, hechas a mano, algunas verdaderas obras de arte, si tenéis poder adquisitivo no dudeis en comprar una, yo no pude…

El Castillo se remonta al siglo IX, construido por la dinastía Premislitas. No os perdáis los cambios de guardia que se producen en la portada principal, tampoco dejéis de ver la plaza a esta portada, ya que es preciosa a la vez que amplia.
Cuando nosotros estuvimos la entrada al recinto del castillo, con esto me refiero a las calles que hay dentro de la fortificación era gratuita, pero gente que fue anteriormente si pagó por esto mismo.
Nada mas entrar os sorprenderá la grandiosidad de la catedral de San Vito y la basílica de San Jorge de estilo neogótico, si es un día de mucho turismo tardareis bastante tiempo en entrar pero merece la pena verla por dentro, y si, es pagando, pero la entrada os da derecho a entrar a varias galerías que hay alrededor de la plaza de San Vito.
Y como no, visitad las salas del Castillo donde se encuentran verdaderas joyas como El Sol de Praga, adornada con 6.222 diamantes.
Buscar la calle de los alquimistas, que se encuentra con el mismo empedrado de la época y en la cual vivió Kafka en el número 22.
No dejéis de dar un paseo tranquilo por los jardines del castillo, en el cual se esconden árboles preciosos, fuentes, vistas a la ciudad, etc.


Cuando acabéis la visita al castillo bajaros a ver la isla Kampa, donde acaba mi recorrido propuesto. Nuestro hotel estaba cercano a la isla, por si os interesa era el Best Western Kafka, estaba bien situado, normal de precio, y buen servicio.
Como os iba diciendo la isla de Kafka es una especie de parque rodeado por el río Vltava y por el riachuelo apodado de la Diablesa, ya que la dueña de la casa de los Siete Diablos, era muy chismosa y un día un hombre le pintó 6 diablos sobre la casa, entendiéndose así que el séptimo era ella, si vais de noche por allí, recordad esta historia…Kampa es un isla llena de árboles, césped, enamorados y jóvenes pasando la tarde o simplemente leyendo en un banco

Durante mucho tiempo, en la isla de escuchaban los molinos, hoy en día se conserva uno de 8 metros de diámetro llamado del Gran Prior, que esta cerca del Puente de Carlos. En la otra orilla de la isla, la bañada por el Vltava se encuentran los molinos de Sova, los cuales molían trigo en el siglo XV, ahora dicho edificio albergue una galería de arte moderno.

Cuando acabéis de ver la isla, dedicaros a beber cerveza, comer lo más rico que nos dan los checos o iros a buscar el muro de Lennon como hize yo, me costó encontrarlo, pero buscándolo recorrí calles preciosas y encontré tabernas muy intimas y bonitas para mezclarte con la gente de allí.
El muro de Lennon le rinde homenaje, aunque se van uniendo artistas al muro que prefiero que adivinéis cuando estéis allí, dejad vuestro mensaje y si tenéis suerte veréis como la gente deja velas, al verlo parece feo pero luego en foto sale muy bonito y colorido, así aconsejo que os hagáis unas fotillos junto a él. Os doy una pista para que lo encontréis, esta en el Barrio Malá Strana cerca del Puente San Carlos.

Comentaros, que la gente es muy amable y que os entenderéis en inglés. Os sorprenderéis que en las tabernas no lavan con jabón las jarras, simplemente las remojan un par de veces en la pila y listo…Tened cuidado con las vueltas que os dan al realizar las compras. La marcha nocturna en Praga dicen que esta bien, pero la verdad es que yo no la ví mucho, debe ser el carácter español, estamos mal acostumbrados ya que nos gusta mucho la fiesta.

Si os parece poco Praga pasaros a ver Plzen que es la ciudad mas grande de bohemia, tiene interesante arquitectura, museos y por lo que mas se la conoce actualmente es por su fábrica de cerveza Pilsner, la cual se puede visitar.
El sur de Bohemia esta salpicada por lagos y bosques, además de palacios y castillos como el de Hluboká, declarado Patrimonio Cultural por la UNESCO y conocido porque ha salido en varías películas de terror.
La hermosa ciudad de Telc (patrimonio cultural de la UNESCO) es un ejemplo perfecto de una ciudad del siglo XVI con filas de casas coloreadas en tonos pastel.
Brno, el principal centro de Moravia, data del siglo XIII, tiene un fino museo y el castillo gótico de Spilberk, también conocido porque se celebra el Gran Premio de Motociclismo.
Los centros turísticos y de salud o los balnearios de Bohemia siguen siendo una de las atracciones primarias, pues lo han sido durante siglos.

Con todo esto acabo mi exposición sobre Praga y alrededores, espero que os sirva para conocerla o para que decidáis destino, espero también que extendáis o corrijáis la exposición.


Mapa de la ciudad disponble aqui: http://www.informagiovani-italia.com/mappa_praga.JPG

¡Buen Viaje!


No hay comentarios: