La guía turística que no encontrarás en las librerías, experiencias contadas por alguien que SI ha estado allí. El Mundo puede estar en tus manos. Nunca más volveras a ser turista sino un ciudadano de mundo.

domingo, 17 de febrero de 2008

La Calzada de los Gigantes (Irlanda)

Hace más de 60 millones de años, las poderosas fuerzas del interior de la tierra emergieron y crearon una de las maravillas naturales más famosas de Europa, La Calzada de los Gigantes, un terreno con 40.000 columnas basálticas en Irlanda del Norte.



Hay una antigua leyenda irlandesa sobre la formación de la calzada protagonizada por Finn MacCumhail, el cual se enamoró de la hermosa hija del gigante que vivía en la isla de Staffa, junto a la costa escocesa.

Finn MacCumhail construyó un dique con grandes bloques de piedra para llegar hasta la chica, la cual raptó, llevándosela a Antrim a través del camino construido. Su rival para obtener los favores de la chica era el gigante Benandonner, el cual siguió a la pareja para vengarse de Finn.
Este ideó un plan, disfrazarse de bebé y meterse en la cuna de su hijo recién nacido. Cuando Benandonner llegó, la preciosa giganta dijo que el bebé que había en la cuna era el hijo de Finn. Benandonner se asustó al ver las proporciones gigantescas del bebé, imaginándose cómo debía ser el padre de grande si el niño ya era así. Entonces, Benandonner huyó hacia Escocia cruzando el camino y destrozándolo a su paso por el pavor que sentía.


La verdad de la creación de la calzada es muy distinta y se remota a más de 60 millones de años, cuando las placas norteamericana y europea empezaban a separarse, las zonas del límite de ambas se vieron afectadas por una intensa actividad volcánica. Así, a lo largo de una zona de fractura que discurría entre el oeste de Escocia y el noreste de Irlanda, el desplazamiento de las placas provocó la ascensión hasta la superficiee terrestre de un magma muy líquido que posteriormente se enfrió muy lentamente. El basalto se enfrió formando poliedros de formas muy regulares.


Existen más de 40.000 columnas basálticas en la Calzada de los Gigantes que abarca 5 km. de costa en Antrim, antes de hundirse en el mar. La mayoría de los pilares son hexagonales, aunque los hay con distinto número de lados.
Hay columnas de 12 metros de altura y hasta de 25 metros de ancho.

Algunas de las columnas más expuestas tienen nombres como Las Chimeneas, el Órgano del Gigante, la Bota del Gigante, etc.


Todas estas rocas han sido conquistadas por numerosas especies de aves, que han aprovechado sus oquedades para anidar. Entre dichas aves se encuentran fulmares, alcatraces atlánticos, cormoranes. etc




6 comentarios:

Mundiarios blog dijo...

Guau, nunca pense que la naturaleza podría ser tan buena arquitecta! sorprendente. saludos. Joaco

tuka dijo...

Irlanda es sin duda una tierra magica que nuca deja de sorprender

Anónimo dijo...

Me ha impresionado mucho es muy buena esta historia nunca habia pensado esto sobre los gigantes

angeles dijo...

yo estuve alli y sencillamente es algo maravilloso ysorprendente fui en Septiembre del pasado año en un dia soleado y habia mucha gente viendolo impresionante

angeles dijo...

Yo estube alli y es de una belleza increible nunca me imagine que algo asi pudiera existir

Anónimo dijo...

Desconocía el lugar...maravilloso!

Marisa.